Email

Contraseña:

Si olvidaste tu password escribinos a info@conceptoestetico.com.ar

COMPRÁ
CONCEPTO ESTÉTICO
Sudar: ¿Bueno o malo?.
El tabaquismo y el sueño.
Un gimnasio generador de electricidad.
La leche materna, antídoto contra las enfermedades respiratorias.

Revista N° 31


UNA HORMONA NATURAL QUE PREVIENE ENFERMEDADES
También puede ser tomada como suplemento alimenticio

Se ha hecho famosa porque ayuda a retrasar el envejecimiento y previene el cáncer,
el estrés, manchas en la cara y manos, y también rejuvenece. Es conocida como la
“hormona madre” porque el cuerpo la usa, además, para crear nuevas hormonas.

Es una hormona natural producida por las glándulas suprarrenales, cuyo nombre
científico es dehidroepiandrosterona, de ahí proviene la abreviatura de DHEA, por la que se conoce comúnmente.

También se llama Hormona Madre, porque el cuerpo la usa, además, para crear nuevas hormonas, como la testosterona, los estrógenos y la progesterona, y también para regularlas. Para que esto no signifique riesgo alguno, debe hacerse con reemplazos que sean biológicamente idénticos al cuerpo humano.

A partir de los 20 años, la producción de DHEA comienza a disminuir. A los 60 años tan sólo existe un tercio del nivel que se tenía cuando se era joven.

Numerosos estudios científicos avalan que con la pérdida de esos niveles también se producen una serie de hormonales y problemas de salud, como insuficiencia cardíaca, colesterol, diabetes, osteoporosis, ataques de pánico, hipertensión arterial, depresión, caída del pelo, resequedad de las mucosas, pérdida de elasticidad en la piel, arrugas, cáncer, pérdida de libido, relacionados fundamentalmente con la edad. Es entonces cuando más hay que ayudar al organismo a mantenerse joven el mayor tiempo posible para contrarrestar el déficit hormonal.

El cansancio, el envejecimiento, la falta de apetito sexual, los desórdenes del sueño (insomnio), los síntomas de la menopausia, la andropausia, las erecciones de poca calidad, no son sino manifestaciones de que el cuerpo tiene un déficit hormonal. Es decir, que la reserva natural de hormonas en nuestro organismo se está agotando. Para contrarrestar estos síntomas, la DHEA puede ser de gran ayuda. Con la administración vía oral de esta hormona, se trata de restablecer los niveles que se
poseían de ella en la juventud y así detener y evitar las enfermedades que se suscitan con el paso del tiempo. Cabe mencionar que los estudios en el laboratorio
han demostrado que la diabetes, el Alzheimer y la enfermedad de Parkinson se han visto disminuidos notablemente.

En los insulinodependientes, incluso, la mejoría ha sido tal que no requieren administrarse insulina diariamente.

Además, puede tomarse como un complemento alimenticio; los efectos secundarios y contraindicaciones están casi descartados.

Beneficios
Entre los beneficios se pueden citar que aumenta las defensas, ya que tiene un efecto estimulante directo sobre el sistema inmune. La respuesta de los anticuerpos disminuye con la edad pero esta hormona mejora significativamente la inmunodeficiencia. También baja el riesgo de desarrollar varios tipos de cáncer, como el de próstata, vejiga o mamas; puesto que éstos están directamente relacionados con los niveles de DHEA en la sangre. Otra ventaja es que controla la osteoporosis; las mujeres y hombres que sufren este trastorno tienen niveles de DHEA en sangre más bajos que los que no padecen de esa insuficiencia. Por lo
tanto se ha encontrado una fuerte asociación entre la baja producción de esta hormona y la tendencia a padecer osteoporosis. Y por último se ha demostrado que disminuye los niveles de colesterol en sangre, especialmente el conocido como colesterol malo.

Estrés y obesidad

El estrés se presenta por estar sometido habitualmente a gran tensión nerviosa.
Esta situación produce un desequilibrio en el mecanismo que regula el azúcar en el organismo, dando lugar a hipo o hiperglucemias.

La DHEA colabora para mantener mejor ese equilibrio. Igualmente, está demostrado que disminuye la grasa y aumenta la masa muscular, por lo que resulta de gran ayuda a las personas que sufren de obesidad. Los primeros resultados se ven en la disminución de la grasa abdominal. En destacados institutos de Nutrición y Endocrinología han establecido una conexión entre la injerencia de DHEA y la reducción del exceso de grasa y de los factores de riesgo cardiovascular.

Han comprobado que los niveles de DHEA en humanos disminuyen sustancialmente con la edad. A los 25 años, el nivel es de 30 mg, a los 50 baja a 15 mg, a los 60 a 8 mg y a los 80 a sólo 5 mg. Por otro lado, se confirmó que los niveles
de DHEA en la sangre en personas infectadas con HIV son muy bajos. En el Hospital Broussais, en París, los profesores Fernand Jayle y Michael Kazatchkine administraron 100 mg por día por períodos de cuatro meses a pacientes que sufren esta enfermedad. Ningún efecto tóxico ha sido establecido.

También confirmaron que la DHEA causa un notable aumento en las células insulínicas, un importante factor que combate la diabetes y la obesidad.
Asimismo, aumenta la sensibilidad de las hormonas tiroideas, mejora la termogénesis, el metabolismo de personas con sobrepeso y la producción de energía.

Los miembros del Instituto de Nutrición afirman que el consumo de DHEA en dosis de 50 a 100 mg por día ha reportado mejoras, como disminución de problemas cardiovasculares, aumento de la inmunidad y la memoria, reducción de los riesgos de contraer cáncer, mejoría en la depresión y una sustancial disminución de la desmineralización ósea.


Dra. Lizzie Etcheverry Nova
Medicina Integral

Si desea contactar al profesional, para realizar consultas y profundizar sobre lo expuesto en la nota, envíenos su correo a: info@conceptoestetico.com.ar

Medios de pago
Buscanos en: