Email

Contraseña:

Si olvidaste tu password escribinos a info@conceptoestetico.com.ar

COMPRÁ
CONCEPTO ESTÉTICO
Sudar: ¿Bueno o malo?.
El tabaquismo y el sueño.
Un gimnasio generador de electricidad.
La leche materna, antídoto contra las enfermedades respiratorias.

Revista N° 37


LA CIRUGÍA SUTIL
Una profesional ejemplar en una especialidad cambiante

Desde finales de la década del 60, la doctora Martha Mogliani ejerce como cirujana plástica en la Argentina, donde se ha desempeñado en diversos cargos. Fue la primera mujer presidenta de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, edita la revista perteneciente a esta organización desde hace doce años y colabora en campañas solidarias en el interior del país. En esta nota, hablamos con ella sobre su carrera y sobre las transformaciones en el campo de la cirugía plástica y estética a lo largo de los años.

CE: Cuéntenos un poco sobre sus inicios, cuando todavía era estudiante.
Bueno, yo empecé mi carrera en una época muy difícil para hacer cirugía. Me recibí de médica en el año ’68. En esa época hacer cirugía era un poco difícil para las mujeres, no era habitual.

CE: ¿Por qué?
Bueno, porque no te olvides que estamos hablando del siglo pasado. No era tan frecuente que las mujeres fueran médicas. Habitualmente, las que eran médicas hacían ginecología o pediatría. A mí me gustaba la cirugía. Por lo tanto, inicié la carrera de cirugía plástica, en el año 1968. Conjuntamente con cirugía plástica hice cirugía general, también.

CE: ¿Qué cargos fue ocupando luego de recibirse?
 Fui una de las organizadoras del primer curso anual de cirugía plástica en el hospital Rawson. Es una especialidad que tiene 60 años en nuestro país. Nuestra Sociedad recién cumplió los 60 años ahora, en 2012. Fue fundada en 1952. Yo me recibí en el ’68, cuando no hacía mucho tiempo que la cirugía plástica estaba aceptada como especialidad. Después de los cursos fui ocupando todos los cargos de las comisiones directivas de la Sociedad.

CE: Hasta llegar a ser presidenta…
 Sí, hasta llegar a ser presidenta de la Sociedad de Buenos Aires de cirugía plástica y después presidenta de la Sociedad Argentina. Tuve dos años de presidencia, hasta que este año, en abril, dejé el cargo.

CE: ¿Por algo en particular?
No, porque los cargos duran un año. Falleció el anterior presidente y me tuve que hacer cargo, así que tuve dos años de presidencia.

CE: ¿Fue la primera mujer que fue presidenta de la Sociedad?
Si, fui la primera mujer presidenta de ambas Sociedades (la de Buenos Aires y la de Argentina).

CE: Usted está involucrada con la Revista Argentina de Cirugía Plástica. ¿Cómo empezó con ese proyecto?
En una asamblea, en el año 2000, fui elegida como editora de la Revista Argentina de Cirugía Plástica. Hace doce años que edito esa revista. Es una revista científica de la Sociedad Argentina.

"No era tan frecuente que las mujeres fueran médicas. Habitualmente, las que eran médicas hacían ginecología o pediatría. A mí me gustaba la cirugía”.
- Dra. Martha Mogliani

CE: ¿Cuáles son sus responsabilidades como editora?
Las responsabilidades, bueno, son publicar los trabajos de los miembros, los trabajos que son premiados en los congresos, en los simposios. Es una revista científica-informativa. Se difunde entre los miembros. Es una revista propia de la Sociedad.

CE: ¿También está involucrada en campañas solidarias?
Soy la encargada desde hace diez años de organizar las campañas solidarias para operar a chicos con labios leporinos en todo el país. Hicimos una jornada científica hace dos meses en la provincia de Corrientes.

CE: ¿Cómo empezaron estas campañas?
Empezaron hace diez años. La Sociedad decidió formar una comisión – de la cual yo formé siempre parte – junto con otros colegas, y junto con ellos íbamos a operar a los lugares del interior donde nos llamaban porque hacía falta. Eso es totalmente gratuito. Es la parte solidaria de la Sociedad, que la hacen algunos de sus miembros. Hicimos campañas en Chaco, San Juan, Mendoza, en Misiones. Las campañas se organizan tanto para operar como para dar conferencias. En este momento, tenemos ya centros que hemos formado con gente que está capacitada en el interior del país. Tenemos centros en el noroeste argentino, en Cuyo, en Entre Ríos y en Buenos Aires, obviamente, en Mar del Plata. Antes nosotros íbamos. Ahora tenemos gente capacitada que está ahí. Nosotros vamos solamente en el caso de que haya algo muy especial o que quieran hacer una campaña con muchos chicos y no den abasto, entonces vamos para apoyarlos.

CE: La cirugía plástica avanza al paso de los progresos tecnológicos.
¿Cómo se adapta el cirujano a estos  cambios y a las nuevas exigencias de los pacientes?

En realidad, algunas de las operaciones que nosotros antes hacíamos, no te digo que se dejaron de hacer, se hacen todavía, pero con menos frecuencia. Nosotros antiguamente operábamos las arrugas de la frente, ya sea por vía quirúrgica o tradicional. Ahora realmente, con la toxina botulínica, la operación anterior no se ha dejado de hacer totalmente, pero se elige menos. Ese es uno de los cambios que hubo. Después, respecto a la tecnología, ha mejorado mucho la parte de la calidad de la piel. Antes, hacer un tratamiento, por ejemplo, de las piernas –que ahora se soluciona relativamente fácil con una lipoaspiración– era un tratamiento muy grande. Se podía complicar. Por eso se fue mejorando –para el paciente, para el médico, los postoperatorios, los resultados– con la nueva tecnología, fundamentalmente en la parte de lipoaspiración.

CE: ¿Los pacientes están más informados que antes?
Muy informados con Internet. A veces mal informados, pero informados.

CE: ¿Cómo perjudica que el paciente esté mal informado?
Fundamentalmente los mal informados son pacientes con lesiones de piel. A veces los pacientes vienen con diagnósticos que no son. Vienen con diagnósticos equivocados, con trastornos, con ansiedades. En la cirugía estética están informados, pero a veces piden cosas imposibles.

CE: ¿Cómo cuales?
A veces vienen con fotos y se quieren parecer a una foto que no es la de ellos cuando eran jóvenes. Porque si la foto es de ellos cuando eran jóvenes, bueno, la estructura está.

CE: A veces los pacientes vienen con la foto de una actriz, una celebridad…
Claro. Vienen con una foto y dicen: “Quiero la nariz de fulano”. En realidad, no quieren la nariz de esa persona. Quieren la cara de esa persona, que no se va a lograr.

CE: ¿Cómo se maneja al paciente cuando llega con ciertos preconceptos equivocados?
Habitualmente, uno le explica. Cómo va a ser, cómo va a quedar, le muestra lo que puede con un espejo. Y si el paciente insiste, lo ideal es no operarlo. Por lo menos, trato de no operarlo yo.

CE: ¿Cómo evalúa a los cirujanos más jóvenes de hoy?
En general, tienen conocimientos, tanto quirúrgicos como de las nuevas tecnologías. Tienen una ventaja sobre los más mayores, al emplear más la tecnología. Porque es de la época de ellos. En general, los cirujanos plásticos que salen de las carreras universitarias están bien formados. Siempre está la excepción, pero habitualmente, salen bien formados.

Dra. Martha Mogliani
Ex presidenta de la Sociedad Argentina de Cirugía plástica

Medios de pago
Buscanos en: